RECETA MEIGA 2: PAN DE LECHE

Buenas!¿Cómo va la semana?
Para hacérosla más dulce os traigo una receta muy rica y que vale tanto para desayunos como para meriendas.
Panes de leche!


Cómo no son demasiado dulces, aunque esto es al gusto claro está, siempre podéis añadir más cantidad de azúcar, son geniales tanto para rellenar con dulce, como con salado.
En mi casa se los comen para desayunar, solos o con mermelada. Y por la tarde para merendar con crema de chocolate, chorizo, queso, pavo.... Vosotr@s escogéis; dulces o salados.

La masa se tiene lista en 20 minutos, lo que lleva más tiempo es su reposo. Son 2 largas horas, pero de verdad merece la pena la espera.

Para 12 bollitos grandes o 24 pequeños, vamos a necesitar los siguientes ingredientes, a temperatura ambiente ya que si están fríos la levadura se "dormirá" y si están calientes la mataremos  y con ella adiós masa...
  • 300ml de leche tibia.
  • 70gr mantequilla (en punto pomada es decir  la batís con una cuchara hasta conseguir una cremita).
  • 2 sobres de levadura de panadería, yo uso de la marca Maizena. porque me gusta mucho el resultado.
  • 500 gr de harina de fuerza y 100gr mas para trabajar la masa.
  • 1 pizca sal.
  • 1 huevo L.
  • 2 cucharadas soperas de miel.
  •  80 gr de azúcar.


Preparación:

1. En un recipiente grande, mezclamos con la ayuda de una cuchara de madera, los dos sobres de levadura de panadería con los 500 gr de harina.



2. Una vez mezclado, hacemos un volcán.


3. Vertemos en el centro los siguientes ingredientes por este orden:
  • Huevo
  • Leche
  • Azúcar
  • Miel
  • Sal


4. Comenzamos a remover hasta que tengamos todos los ingredientes bien mezclados.


5. Añadimos la mantequilla en punto pomada y pasamos a trabajar la masa en una mesa enharinada.
6. Comenzamos a amasar hasta que consigamos que la mantequilla quede completamente integada.
7. Probablemente llegado a este punto la masa se os pegará a los dedos así que vamos añadiendo harina hasta que no se pegue y quede fina y manejable.


8. La ponemos en el bol, previamente enharinado y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.

Truquito: Como aquí en Galicia el tiempo es frio, y los reposos de las masas se pueden eternizar yo caliento el horno a 50 grados cuando empiezo a hacer la masa, y cuando llega a esta temperatura lo apago.
Cuando tengo la masa lista para reposar la introduzco con el apagado y tapada con un trapo húmedo.
Sube siempre!



9. Cuando la masa haya doblado.


10. La amasamos suavemente para quitarle el gas.


 11. Hacemos bolitas mas  o menos del mismo tamaño.


12. Con la ayuda de un rodillo las estiramos dejándolas con 1 centímetro de grosor y le damos unos cortes en un extremo.


13. Enrollamos sobre si misma.



14. Los ponemos en la bandeja del horno sobre papel vegetal, con una separación considerable porque tendrán que doblar su volumen.


15. Los pintamos con leche y las volvemos a dejar reposar hasta que doblen de nuevo.(Yo los vuelvo a meter en el horno apagado)

  
 16. Cuando ya hayan doblado su volumen, precalentamos el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo y si tenéis función ventilador mejor.
En mi horno pone programa pan que es eso, calor arriba y abajo con ventilador que lo distribuye por todo el horno uniformemente y hace que se hagan antes y mas esponjosos.


17. Y a comeeeeer!!
Salen unos panes muy blanditos y esponjosos.
Si los guardáis en un tupper o una bolsa duran así 4-5 días....




Ya me contareis que os parecen! Qué aproveche y gracias por leernos!



3 comentarios:

  1. mmmm...que pintazas, lástima que no pueda tomar nada de eso, pero me apunto la receta para hacerla en casa, jajajaja
    un beso guapas

    www.thestyleofblog.com

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios!

 

NOS VAMOS DE FIESTA?

VISITAS